jueves, 15 de diciembre de 2011

INDIGNE-MOI

Cuando los políticos se sacaban comisiones del ladrillo, la patronal especulaba y los enchufados chupaban del bote, yo iba a trabajar al insti y a la academia, y luego me iba a la biblio a estudiar para las opos, mientras hacía cursos para tener méritos, sacrificando fines de semana y compañía. Fue un esfuerzo que se vio recompensado. Pero ahora resulta que estoy en el punto de mira de todos por tener un puesto fijo. Y yo sólo quiero que mi trabajo vocacional siga siéndolo y no tener miedo cada mes a no cobrar. Menos demagogia y meted mano a quien tiene el dinero.
Y perdón por el imperativo francés inexistente, es mi pequeño homenaje a Stéphane Hessel, autor de "Indignez-vous".