viernes, 10 de diciembre de 2010

HARD TO HANDLE

O lo que es lo mismo. Otis. Hoy hace 47 años que murió en un accidente aéreo, con tan sólo 26 años. Hoy, sus hijos y su viuda llevan a cabo su proyecto de educar a niños sin posibilidades económicas para que puedan estudiar diferentes tipos de arte. Además, sus hijos han legado un algo suyo muy musical -sin poder comparar-. La gente le recuerda. La música suena. Aunque sea 'Dock of the bay', el éxito que grabó tan sólo tres días antes de morir. Y yo estoy aquí, intentando arrancarme para arrancar el aspirador y escuchándole de fondo. Mi pequeño homenaje para hoy. Aunque le escuche muy a menudo. Él, Stevie y Marvin me facilitan mucho mi vida diaria.Y nunca me canso de ellos. Son mi apuesta segura cuando no sé qué escuchar y no me apetece ni fórmulas ni informaciones varias. Tengo sueño y pocas ganas de pensar. Menos de escribir. Trabajo se me acumula en estos días, aunque muchas tareas ya están casi hechas. Y a ver cómo acaba la historia, que empieza ya a ser monotema. En fin, que os pongo algo de música, que es mucho más productivo que leerme.