jueves, 30 de diciembre de 2010

CON LA FRENTE MARCHITA, by Joaquín Sabina

No me encanta Sabina, pero pensaba en esta canción por una de sus líneas, la de que 'no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió". Yo ando así varios ratos al día, durante estos días. Mejora a medida que pasa el tiempo, pero no consigo que se vaya. Siempre hay algo que me devuelve a ese estado de ensoñación irreal en el que me sumerjo. Los condicionales forman parte habitual de mi vida, a pesar de intentar que desaparezcan. No lo logro. Pero no pierdo la esperanza. Quizá lo que necesito es una buena canción de Sabina, dejarme llevar por su cadencia, por su voz semi-rota, mirar por la ventana y perderme en el agua del laguito que veo desde ella...Pasan coches al fondo y me doy cuenta que la ciudad continúa su pulso y que yo, de nuevo, ya no lo sigo. Sigo añorando aquello que no pasó, que aún no ha pasado, que no sé si pasará jamás.


Sentados en corro merendábamos, besos y porros
y las horas pasaban deprisa entre el humo y la risa.
Te morías por volver con la frente marchita cantaba Gardel
y entre citas de Borges Evita bailaba con Freud,
ya llovió desde aquel chaparrón hasta hoy.

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
carricoches de miga de pan, soldaditos de plata.
Con aguita de un mar andaluz quise yo enamorarte
pero tú no tenías más amor que el de río de la plata.

Duró la tormenta hasta entrados los años ochenta
cuando el sol fue secando la ropa de la vieja Europa.
No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió
mándame una postal de San Telmo, adiós cuídate
y sonó entre tú y yo el silbato del tren.

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
monigotes de miga de pan, caballitos de lata.
Con aguita de un mar andaluz quise yo enamorarte
pero tú no tenías más amor que el de río de la plata.

Aquellas banderas de la patria de la primavera
a decirme que existe el olvido esta noche han venido
te sentaba tan bien esa boina calada al estilo del Ché
Buenos Aires es como contabas, hoy fui a pasear
y al llegar y me puse a gritar ¿donde estás?

Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte
corazones de miga de pan, sombreritos de lata.
Y ya nadie me escribe diciendo no consigo olvidarte
ojalá que estuvieras conmigo en el río de la plata
Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte
carricoches de miga de pan, soldaditos de lata.

3 comentarios:

Marinus. dijo...

Es una de las mejores frases de Sabina, sentencio con voz seria y sin que me tiemble.
seh, de canciones no podría escoger ninguna en especial, creo. Aunque ahora hace unos meses que no está ni en mis carpetas del mp4.. tuve una época muuuuuy Sabina en la que no hacía otra cosa en todo el día que tararear sus versos (mal cantados, claro está, nunca fue una de mis cualidades)
Besos!

Anabel dijo...

Yo nunca he tenido una fase Sabina, sólo alguna de sus canciones acompañándome en algún momento de mi vida -ya sabes, poniéndole banda sonora-. Lo bueno de Sabina es que no se desactualiza, así que ya volverás a meterle en tus carpetas.
xx

Anónimo dijo...

tengo la fortuna de conocerle y puedo decir que todo lo que tiene de grande, lo aumenta la gran banda que tiene a sus espaldas, sobretodo Pancho, gran músico, mayor persona!!!
Lo mejor de todo va a ser poder verlos dentro de poco en Luna Park.!!
Por cierto y como apunte, Pancho toca este fin de semana con Dani Flaco en OncleJack, Hospitalet.
Recuerdos!